Calorías: ¿por qué una reducción de Calorías drástica puede tener el efecto contrario?

Por: Susan Bowerman, M.S., RD, CSSD, CSOWM, FAND –
Directora de Educación y Capacitación mundial en Nutrición, de Herbalife.

Si tienes la opción de perder peso rápidamente o despacio, seguramente la mayoría de personas pueden optar por una solución fácil. Y es entendible.

Una vez que has decidido deshacerte del exceso de grasa, quieres que desaparezca, y mientras más rápido, mejor. Pero perder peso rápidamente reduciendo de forma drástica la cantidad de calorías que consumes puede tener un precio.

 Parte del problema al reducir demasiado la cantidad de calorías es que es muy difícil continuar haciéndolo por un periodo de tiempo largo. Entonces terminas rindiéndote y volviendo al mismo lugar donde empezaste. Esto te deja frustrado, y terminas creyendo que “simplemente no puedes perder peso”.

 ¿Estás reduciendo demasiado la cantidad de calorías?

La velocidad con la que estás perdiendo peso es una de las mejores formas de medir si estás reduciendo demasiado tu ingesta de calorías. Por lo general, una pérdida promedio de 0.5 a 1 kilo por semana es sano. Durante la primera o segunda semana de dieta puede que pierdas un poquito más, es normal, y por lo general se debe a la pérdida de líquido. Pero si estás perdiendo más de 1 kilo por semana de forma constante, puede que estés reduciendo demasiado tu consumo de calorías.

Para poder perder peso de manera segura, necesitas crear un déficit de 500 Calorías por día (para perder una libra por semana) hasta 1000 Calorías por día (para perder dos libras). Esto se puede lograr reduciendo tu consumo de Calorías, en conjunto con un aumento de la cantidad de Calorías que quemas por medio del ejercicio. Por ejemplo, si reduces 300 Calorías al día de tu consumo usual y quemas 200 Calorías extra al aumentar tu actividad física, vas a crear un déficit de 500 Calorías al día, y deberías perder una libra por semana.

 Para poder consumir las calorías necesarias e incorporar los alimentos que el cuerpo necesita, no debes reducir tu ingesta de Calorías a menos de 1500 Calorías diarias, de otra forma es muy difícil logar obtener los nutrientes necesarios. Si no puedes reducir tu cantidad de Calorías sin caer por debajo de la ingesta de 1500 Calorías diarias, entonces deberás aumentar tu actividad física, y aceptar que lograr tu meta te tomará un poquito más de tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *